Artículos de interés

Artículos de interés seleccionados para usted

Reformar el baño: ¿Grifería empotrada?

 

Cuando nos decidimos hacer una reforma de nuestra vivienda, en ocasiones nos asaltan dudas acerca de cuestiones prácticas. Una de ellas, es si debemos instalar grifería empotrada o mantener una instalación tradicional. A continuación, vamos a darle una serie de consejos para que decida si debe o no instalar grifería empotrada en su nueva vivienda.

Estética

Una de sus principales ventajas es la estética que ofrece este tipo de instalación. En el mercado podemos encontrar todo tipo de griferías empotradas, pero por normal general el diseño suele ir en una línea muy moderna que imita lo clásico y tradicional. Se trata de un concepto muy innovador y que sorprenderá tanto en el baño como en la cocina. Además, aporta un estilo más minimalista al espacio.

Espacio

Otra de las características que tiene la grifería empotrada es que, al ir empotrada sobre la pared, libera más espacio bajo el grifo y ofrece mayor sensación de amplitud. Este tipo de grifería nos permite instalar un mayor abanico de lavabos y muebles, así como disponer de espacio extra para tus objetos.

 

Limpieza

Un claro beneficio de este tipo de soluciones, es la facilidad que ofrece en su limpieza. Con la grifería empotrada evitaremos la limpieza de juntas y de zonas de difícil acceso.

Control de temperatura

Para evitar las subidas y bajadas repentinas de temperatura, podemos aprovechar para instalar un grifo termostático. Éstos mantienen siempre el agua a la misma temperatura incluso aunque baje la presión del agua. También incluyen un sistema que evita que la temperatura sobrepase los 38º, evitando quemaduras

 

Instalación

La instalación es uno de los principales inconvenientes de la grifería empotrada. Ésta, a diferencia de la grifería convencional, debe realizarla un profesional. Si se estropea o por cualquier motivo queremos cambiarla, su reparación o sustitución es ligeramente más cara que la grifería convencional.

Su instalación debe hacerse a una altura determinada, pues puede salpicar si la colocamos muy alta. Si esta instalación nos la realiza un profesional no deberemos preocuparnos por esta razón.

 

La grifería empotrada presenta ventajas e inconvenientes. La decisión de su colocación es totalmente personal. Sin duda presenta una opción muy recomendable para aquellas personas que se preocupan por el diseño del espacio, y aquellos que se decantan por líneas más modernas y minimalistas. Si no se va a realizar una reforma integral del baño, es mejor decantarse por la grifería convencional por cuestiones prácticas y mayor facilidad en su instalación.

 

 

Fuente: http://blog.planreforma.com

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ¿Qué es una cookie?

ACEPTAR