Artículos de interés

Artículos de interés seleccionados para usted

Cómo lograr la cocina ideal

Quieres saber cómo lograr la cocina ideal? Esta estancia suele ser uno de los espacios más relevantes de nuestra casa, llegando a convertirse incluso el centro de reunión familiar. No obstante, a veces es demasiado pequeña o se encuentra mal distribuida, algo que ocurre frecuentemente, lo que nos impide disponer del espacio suficiente para movernos con comodidad. Afortunadamente, con una distribución adecuada y unos sencillos trucos podemos conseguir la cocina ideal para nosotros.

Distribución de la cocina ideal según su forma

El primer factor a tener en cuenta a la hora de distribuir la cocina es la forma de la sala, es decir, su tipo de planta y dimensiones. Dependiendo de esto será más recomendable instalar una y otra clase de muebles y distribuirlos de diferente manera. Según los expertos, lo más conveniente es seguir las siguientes normas.

Cocina con forma de “U”: podemos sacar provecho a tres de sus paredes, obteniendo un gran espacio de almacenaje y una amplia superficie de trabajo. Además, nos resultará realmente cómodo a la hora de cocinar.

Cocina con forma de “L”: es probablemente la estructura más común, ideal para cocinas de cualquier tamaño. Es muy cómodo trabajar en ella, siendo lo más recomendable al distribuir la cocina concentrar las zonas de almacenamiento y el frigorífico en las esquinas, dejando la zona de cocción y el fregadero en el centro.

Cocina larga y estrecha: lo mejor en este caso es emplear una sola pared, reservando el centro de la misma para la zona de cocción. Es lo que se denomina “cocina en línea”.

Cocina en paralelo: ideal para cocinas rectangulares, siempre que no sean muy estrechas. Consiste en destinar cada una de las dos paredes largas al espacio de trabajo y al de almacenaje, respectivamente.

Cocina con isla: Al elegir la distribución de este tipo de cocinas, la clave está en situar el resto del mobiliario en paralelo, aprovechando bien la isla como superficie de trabajo, almacenamiento, mesa para comer, etc.

Una vez hayamos decidido la base, la cual es esencial para una buena funcionalidad, podemos recurrir a otros trucos. La iluminación, por ejemplo, es uno de los detalles más relevantes para la cocina. Para una mayor comodidad se aconseja situar la zona de comedor (en caso de que la cocina sea de estas características) cerca de la ventana, mientras que para el resto del espacio bastará con focos de luz artificiales. Es importante tener una buena visibilidad sobre la encimera y en toda la superficie de trabajo.

Por otro lado, los tonos suaves aportan iluminación y amplían visualmente la estancia. Por ello los expertos aconsejan optar por el blanco, el gris perla y en general, los colores pastel. Podemos añadir pequeños toques más llamativos mediante los complementos (cuadros, flores, baldas, etc.).

 

¿Estás preparado para lograr la cocina ideal? Te ayudamos a conseguirlo.

 

Fuente: http://www.macle.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ¿Qué es una cookie?

ACEPTAR